Noticias

Vandalismo sobre Emilio Prados

Emilio Prados, cerca de volver a su estado natural (La Opinión de Málaga)

En 2015, el Consistorio gastó hasta septiembre más de 545.000 euros en la limpieza de grafitis y la reposición de contenedores y papeleras dañadas. La institución se encarga de este tipo de daños siempre que sean menores y cuenten con los medios necesarios. En caso de ser de una envergadura superior, Limasa gestiona la limpieza de la ciudad y de los carteles, fachadas y manchas. La empresa contó el año pasado con un presupuesto de 955.000 euros, de los cuales 424.000 euros están destinados íntegramente a la eliminación de pinturas y grafitis.

«¿No nos merecemos los malagueños vivir en una ciudad limpia, como cualquier otra ciudad española o europea, sin tener que soportar todas las fachadas, esculturas, mobiliario, persianas pintarrajeadas porque un grupito de niñatos no tiene otro objetivo que ensuciar todo los que la gran mayoría de los malagueños nos esforzamos en cuidar? Quizás alguna vez Málaga sea famosa por sus museos, su arte urbano, su limpieza, y porque al que ensucia una escultura o una fachada le meten un paquete que se le cae el pelo», sentenció Montesanto.

Noticia completa en La Opinión de Málaga.